Buscar
21:09h. Viernes, 23 de Junio de 2017
Actuación de la pianista Marisa Blanes en el FIM de 2015.
Actuación de la pianista Marisa Blanes en el FIM de 2015.

Ha dado la impresión de que los festivales de música de este año se han celebrado a la fuerza. No ha habido publicidad previa, no han tenido nada que ver con la música clásica, ha sido un verdadero desbarajuste con la excusa del mal tiempo, a nadie le ha parecido inexcusable la asistencia (excepto a los obligados por razón del cargo) ... 

No se puede apuntalar un acontecimiento, que nació como algo excepcional y extraordinario, con eso que en los toros se llama "corrida concurso de ganaderías". Sugiero que se retome con seriedad lo que se creó con tanto esfuerzo, entrega, dinero y sacrificio por parte de particulares a los que no se ha vuelto a ver ni en los agradecimientos por los servicios prestados.

Esta ciudad puede ser el emblema de muchas cosas increíbles, pero hay que saber decir a los que la quieren, que se les quiere. No sirve echarlos a patadas porque exigen seriedad, la misma que ellos ofrecen.