Buscar
19:24h. Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

Ya he escrito sobre este tema, y nada. Como en casi todo, nada.

El calor sofocante que se vive en la ciudad podría estar aliviado con hacer correr el agua en las fuentes que están instaladas en la ciudad y que no corren, no tienen grifos, no se pueden utilizar por nadie.

El enfado de los mantenedores de la cosa pública es patético cuando algo se estropea. Cortan por la calle del medio: ¡se acabó!, ¡no hay más agua porque el grifo se ha atascado!, ¡no hay más fuente porque el entorno del Ayuntamiento no es lugar de recreo!, ¡aquí sólo gastan los que riegan por la mañana encima de la basura sin barrer antes!, ¡el agua es mía y la reparto como quiero! ¡la plaza mayor no necesita que el pilón eche agua!

Por favor, repongan las fuentes, dejen el agua correr, dejen que los turistas se refresquen a cualquier hora y que los vecinos dispongamos de la calle con amabilidad cuando las piedras suben de temperatura. Por favor, queremos fuentes por toda la ciudad, que ahora es un pueblo bonito de España.