Buscar
12:25h. Lunes, 23 de septiembre de 2019

La cotidianeidad de sus actos

Sigo observando las caras agolpadas. Bosquejo de palabras sin nacer, guardadas en la caja de la indiferencia, y entre las sorpresivas noticias del que amanece de mañana.

"La ilusión será el mensaje". Elvis será como un Rey Mago

Con  una alegre canción de los Monkees me he levantado, quizás para disipar la neuralgia vital de los tiempos rebajados de enero. Un impulso musical para asimilar la incertidumbre de los interrogantes que vendrán.

Propósito para el nuevo año

Recorro el estrés que me producen las fechas que habitamos. El sabor del telefilme edulcorado me da grima, aunque a algunas de las películas les permita su visionado para despilfarrar lágrimas y energía negativa que va cargando la bodega de mi estado.

Navidad

Cojo el autobús en lluvioso día, será la melancolía propia de la época. La falta de cada vez mayor número de personas queridas. La ausencia de la palabra compartida y los recuerdos encantados que pueblan mi memoria. Pero no estoy triste. Me siento acompañado dentro de mi ausencia. Pura anfibología, semejante al rigor de estos días.

Se aferró

Se aferró tanto a la única posibilidad que, la soledad indeseada era la amenaza que constante cercaba su sitio.

Vía libre al delito

Germina el vocablo pedigüeño en la voz del que solo suplica el favor de los demás. La naturaleza humana fuerza los milagros y destruye la vida como el que observa su mirada impasible.

Reforma de los cimientos

Hace poco leí el siguiente texto: "De un tiempo a esta parte la política en España no es más que un vomitivo. La tosquedad y la vileza de las izquierdas -salvo esas insinuaciones para seguir viviendo- y la sordidez de las derechas, cuyos capitalistas creen que lo son del derecho divino, sinonimizando la patria con sus cuentas corrientes (...), hace poco menos que imposible seguir pensando en esa broma pesada que es la política.

Género violento

Que la violencia sea motivo de olvido y el destierro de la indiferencia sea castigo a los culpables de su verbo.

Crearon el amor callejeando

El que espera, tiempo le sobra. Atesorando sus minutos siempre aguardaba en la misma esquina. La misma posición que anteriores ocasiones. Luciera lluvia o palideciese sol, el caso es que ella le esperaba. A veces, le llevaba algo de comer.

Redes sociales

Hace poco mi amigo Julio me escribió para sugerir un tema sobre el que versar uno de mis artículos. Esta es otra manera de alimentar al articulista de turno con las ideas del lector. Una forma más, también válida, de hacer que la comunicación se generé entre los lectores, ya que puede ser pulso vital del estado de la realidad.

Noviembre de difuntos

Perplejo quedé, no podía ser. La estampida de políticos en el Congreso de Diputados me hacía creer y volver a ilusionarme. O bien, una nueva toma de la Bastilla o el sentido de los representantes del pueblo se había trasformado en común y lógico.

¡Viva la democracia, aunque les joda!

Como una bomba adherida al pulmón de los impulsos vitales, estallando al adentrarme en la triste noticia de una resolución que vulnera la propia justicia de la que marca el Tribunal.

Otoño en la piel, premura de proyectos

Cae otoño chaqueta en mano. Pide mi abrazo y veo muchachas bonitas de serena belleza. Tranquilo gesto en las hojas secas que me reciben, plácidas calles de Madrid. 

Fiestas del Rosario 2013

Del lúgubre escenario en el que nos movemos. De la realidad sostenida en el camposanto político y laboral del mapa de nuestro territorio. De los problemas universales abordados, ¡nada mejor que obviarlos por un fin de semana de algarabía y vivencia!

Emigrar con la frente marchita

Su disyuntiva fue la de creer o la de huir. Fue el prodigio del discurso lo que le embelesó. La apostura y el donaire. La raya postrada con recta regla sobre su cabeza separando los cabellos. El traje al corte en venial sustento, como el que lo lleva impreso en su cuerpo. Líneas maestras de perfil de sastre y aguja. 

La mala educación de nuestros infantes

Con las mismas armas que un hombre sin escrúpulos enseñó a su vástago a defenderse, abocado en una línea dispersa, enfrentó las disputas infantiles en personales afirmaciones de autoestima.

Tiempo de Última Cena para Francisco

Jesús se olvido de pagar la cuenta de la última cena. La tostada quemada del desayuno es zarandeada por los presuntos mártires del compás, mientras una finitud de mantequilla se dispersa por la raya del presente. 

La decisión

La noche anterior se tomó la luna y las estrellas. La conciencia de un suspiro con el licor en el gaznate. La sensación fue que se tomó la vida, que las greñas de la insatisfacción eran motivo de un largo y crepuscular camino.

Espíritu olímpico

“Nuestras voces se alzan,/ nuestros cielos se llenan/ de banderas, de banderas./ Verde, blanca y negra”8 de agosto de 2013.

Le llamaban 'Septiembre, el temido'

“Remarcó el marco del verbo mientras/ ladrido místico prendido en la estrella/ fugaz llegó por el confín de la estela/ en vibrante noche de agosto y espera”.