Buscar
02:33h. Martes, 21 de Mayo de 2019

Abdicación y descanso mental

Casual destino voraz. Irrisorio también. Se sintió, tal vez, importante por coincidir en las circunstancias sociales que habían enfatizado en ese momento con su situación.

Si hubiera conciliado

Notó la repulsión en la bocana de su estómago. El teléfono era un constante suplicio y su vida una pérdida importante. Creyó en las metas del horizonte societario y como un vendaval fue absorbido por las cadenas de la necesidad innecesaria.

Democracia llamada

Con su pelo cardado y la chupa de cuero, anclado el rímel en épocas pretéritas de glam el ruido de fondo volvió a distraerla. Su abstracción pereció con los gritos de la realidad carente de ensoñación.

La ideología en blanco o renovada

Como un compendio de décimas en los poros de la piel, los transeúntes arribaron a la Meca de los destinos de los calefactores del estado apoltronados durante años.

Las cuitas del anatómico

Asumiendo la alopecia como destino del hombre que habita mi cuerpo. Asumiendo las pérdidas existenciales a pesar del desconsuelo de perder una real parte de mi. Asumiendo el olvido como plato precocinado que va marcando los días señalados.

Espejismo laboral

Sobre extrañas rectas en espiral quieren que cuaje la idea del espejismo laboral, en la sombra etérea del buen tiempo. Que la línea que diluye el fondo del asunto, lo convierte en una suerte de trato ilusorio, es de un fino tacto.

Reforma laboral con queso

"A uno no le dejan ser pobre", confesó días después a San Pablo, una vez superado el examen de ingreso en las puertas del cielo.

Sexo, amor y libros

El que tenga un amor que lo cuide, sopesaba en el alambre de la ilusión. En la solapa del libro el ritmo del baile percutía en el título y los amores se cuidaban con el son de la ilusión.

Chíviri

Es tiempo de pan y circo en decadentes acciones. Copa del Rey y el pueblo se entretiene. Disquisiciones en campo de nadie y Cataluña independiente.

Hastiado

Hastiado se encontraba, adosado al cansancio de la losa cotidiana ensamblada en su cabeza. Hastiado de un porvenir sin futuro y el futuro hecho de deflación en las nalgas de su devenir.

Jalonando tempestad

He desplegado una sonrisa bajo la tempestad y la lluvia borro el perfil de mi mueca. Otro trago desesperado en la sílaba negativa de nuestra indignación.

Hasta siempre, Presidente

Siguió a su sombra entre las lamentaciones del presente. Imprecaciones al futuro evidente de una derrota en la soledad del sello, tampón de oficina en los servicios de empleo

¡Qué fácil hacer difícil lo sencillo!

A veces la sensación de ser un maldito le condensaba su esencia como bate de versos rotos y vida incomprendida, más aún por no haber hecho mal a nadie. 

El sitio de mi recreo en tranquilo paso

Sobre la mesa deduje la palabra más extensa, desmigué las letras en un folio en blanco e intenté colocarlas, en el juego del orden extraje nuevas deducciones, significados y significantes de toda índole. 

Equivoco mal intencionado

Con la actitud de un renegado vacío su odio con un simple escupitajo. La sangre hervía en su interior pero decidió marchar. Le habían traicionado, buscado en la emboscada de unas palabras encubiertas.

La filosofía de la vida tranquila

La mañana se presentaba difusa, ajena a las preocupaciones de un simple mortal. Aunque la mortaja en definitiva de poco servía al final de la obra de teatro, porque pensaba en la incineración debido a las palabras bíblicas y proféticas, de polvo eres y en polvo te convertirás.