Buscar
05:06h. Jueves, 19 de septiembre de 2019

Blanco o negro

Se desvistió con la mirada y con pose picarona escenificó sobre el espejo la mejor de sus posturas. Sabía de lascivia, enaltecía las ansias locas del derroche de besos. De febril la mirada en holocausto de billetes al uso de la corbata y su hombría.

Cerdos

No es que se acerque época de matanza en este otoño suave. Es el sustantivo que muda en adjetivo, vistiendo los ropajes del presente adoquinado y callejero. Es la ruta sucia que se emplea dura en la imagen y la ruptura manifiesta de los valores rurales y urbanos. Que el humano es un trampantojo en ideal de compostura y modales. No es baladí la cuestión porque puede socavar y ser asunto sanitario.

A veces

A veces, la noche se vuelve vehemente y no hay recoveco en el corazón que guarde la distancia y, el pensamiento te distrae en conclusas hipocondrías de anímico paranoico.

Ausencia

Corrió el verano y como el que cubre con velo su rostro el mutismo del pasado se hizo evidente. El miedo enquistado consecuencia del efecto diario y de la bacanal de sucesos negativos que contemplaron su vida.

Donna y señora de vida

Fue reflejo de Instagram. Conducta del corazón e instinto de la noche de los tiempos. Una bella amiga sostenía un perro, un cachorro negro con ternura arrebatadora.

Demagogo

Me llamarán demagogo y Dios ni siquiera se apiadará de mí. Vulnerarán las entradas de mi cabeza y con el gusto adherido firmarán la sentencia.

Temporada

Pensé que las cortinas de humo eran cuestión de los ineptos. Grandes en la materia de evitar la vista sobre blanco interesante y desviar la atención hacia un punto que no moje sus errores o dislates.

Agosto alocado

Incendio de Gata

El verano angostado recubre sus carnes de fatalidad. El holocausto caníbal de la hoguera de las vanidades presidió el horror de Gata.

Cazado

Cecil, majestuoso y leal a su manada, fue vilmente engañado. Cayó como un cachorro en la trampa desmesurada del carroñero mas cruel.

Cambalache. Siglo XXI

Ya lo decía Carlos Gardel en su cambalache y los tiempos no han cambiado, todos estamos fuera de la Ley. Más culpables que los verdaderos imputados, debemos arrepentirnos de los pecados cotidianos, de la impostura de nuestro pensamiento y de cualquier acto estrambótico que se nos ocurra.

Privilegiados sean agradecidos

Huyó de las tierras de las mil danzas y en inquietud de milagro arremetió con ira. Disección de la palabra olvidada y con arrojo, vilipendió la huida.

Más de ciento cuarenta caracteres

La alerta naranja que habían declarado, sobresaltó su estado físico. Estaba cansado de ciertos colores. El rojo de su cuenta corriente era contagioso y los meses, tenían esa sangre figurada en la escasez de su liquidez.

Gestos

De gestos se puebla la vida y sus enseñanzas sencillas enriquecen nuestra cotidianidad y siembran futuro. Como la manzana que le cayó a Newton, mientras descansaba o reflexionaba.

Respeto

Anoche me quede ensimismado. La jornada laboral había sido larga. Quizás aburrida, aletargada en las ondas de calor, que el "Lorenzo" madrileño gusta repartir, en la estación estival que se aproxima.

Trujillo vital

En la virtud envidiada del escénico paisaje de piedra e historia, podría decirse del éxito de las ferias en corazón trujillano. Y lo digo bien en plural, tanto la tradicional del queso como la incipiente de artesanía, asentadas ya dentro del acervo popular de la ciudad.

Su destino: Planeta Rock

Quiso ahogarse en un whisky 'on the rocks', mientras el paso de las horas reflejaba el desencanto. Perdidas las ilusiones por las pérfidas compañías y por las realidades desestructuradas.

No arrecia el desconsuelo

Repican y replican las campanas un nuevo adiós. Por el cerro, la sombra se tiñe de luz y en un contínuo volver, quedan marcadas como epitafio los sonidos de los guitarrones que acompañaron su caminar

La gran aventura

De la vorágine de la gran ciudad a la placentera calma de la vida rural. La turbia mirada del desencanto replanteando la situación. Quiebro a la rutina y vigor al espíritu.

La arrogancia del poder deudor

Las verdades no se recogen de un pozo, ni del horizonte que en bucle constante nos sorprende con dudas existenciales.