Buscar
22:43h. Viernes, 15 de noviembre de 2019

Juguemos, Podemos, Ganemos

Resulta curioso ver cuántas formulas nuevas empiezan a parecer en nuestro panorama político.

Volver

Más allá del titulo de una película o una bonita canción de Gardel, este título obedece a las ganas que uno tiene precisamente de eso, de volver.

A propósito de COPRECA

En la última comisión informativa, que realmente es donde se cuecen las decisiones que luego se llevan al Pleno, pudimos expresar nuestras opiniones al respecto de los puntos que iban a debatirse. 

Aspyam, el fatal desenlace

No hay cosa mas triste que despedir a un amigo, saber que se va y que no sabes si volverá o no a estar contigo. Esa sensación es la que yo llevo teniendo desde hace un tiempo con la asociación de discapacitados ASPYAM, la sensación de una despedida larga, y porque no, tortuosa.

Nuevos métodos, viejas ideas

Resulta llamativo el auténtico boom que ha provocado la irrupción de podemos como grupo político en las pasadas elecciones europeas. Lejos de pensar que esta irrupción sea flor de un día, es necesario pararse a reflexionar. Imagino que esto será como cuando se discute de fútbol, cada uno tiene una alineación, una forma de jugar y unos cambios que hacer. Vamos, que cada uno de nosotros nos convertimos en seleccionadores.

Suárez vuelve a ganar

Observo con cierta perplejidad todo lo que esta aconteciendo estos días, desde que el sábado por la tarde nos comunicaran el fallecimiento del primer presidente de la democracia, Adolfo Suárez.

No nos representan

Pocas palabras han sido tan contundentes y tan duras como las expresadas en el titulo, sobre todo para los que nos dedicamos a esto de la política.

El sostén de los abuelos

Estoy convencido de que más de uno que me conozca bien pensará, después de haber leído esta columna, que cómo puedo escribir sobre esto precisamente yo, que tengo mi futuro más o menos asegurada y que poseo un puesto de trabajo; que soy funcionario con un sueldo digno y además no tengo ningún tipo de cargas familiares.

El número 14

Parece que las musas han empezado el año un poco escasas o rácanas. Lo digo por aquello de que no se me ocurría cómo empezar el año en esto de seguir aportando mis cuitas a La Opinión, y se me ha ocurrido mirar el significado del número 14, a colación del nuevo año.

El espíritu de la Navidad

Hace muchos años, bueno no tantos, pero si unos pocos, fui el responsable junto con una amiga de un negocio en Trujillo (Bar Ágape), y en esa época se me ocurrió, aunque no llegamos a ponerlo en marcha, celebrar el día de Nochevieja, haciendo referencias a cómo se hacía en otros países.

A mitad de camino

Suele decirse que es optimista aquel que ve la botella medio llena y pesimista aquel que la ve medio vacía  Miremos como lo miremos, lo único cierto es que la botella está a la mitad.

Habrá que reinventarse

Ya está aquí el otoño, la estación de la tristeza y la nostalgia. Al menos, así lo afirman psicólogos y psiquiatras cuando se refieren a esta época del año que, según dicen, registra el mayor número de depresiones y sinsabores.

La iglesia de los Hermanos

Curiosamente, o podríamos decir desgraciadamente, muchas han sido las personas que se han sorprendido de la propuesta que el que suscribe, a la sazón concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Trujillo, hiciera en el último pleno municipal.

Agustín sí. Señoritos no

Imagino que a partir de este momento van a ser muchos los homenajes que se van a hacer en memoria de Agustín Villanueva Blanco. Yo también me apunto y aprovecho la oportunidad que me brinda esta columna de La Opinión para hacerlo. 

Recortes ideológicos

Después de una temporada de asueto como columnista habitual de este medio, retomo mis quehaceres con ideas nuevas y ganas de seguir comunicando y denunciando aquello que a todas luces me resulta injusto, venga de donde venga y lo diga quien lo diga.

El viaje a ninguna parte

Si se me hubiera preguntado, al bajar del avión de mi último viaje al Sáhara occidental, cuáles eran mis sensaciones, hubiera respondido: “Vengo de un viaje a ninguna parte”.

Los días sin Thatcher, Sampedro y Sarita Montiel

En ocasiones parece que los astros se confabulan y en cuestión de días, horas o incluso minutos ocurren demasiadas cosas, y aquello que en su momento ha sido referente para uno, resulta que se desmorona, se marchita o simplemente se diluye, como si de un terrón de azúcar se tratase.

Francisco

Nos guste o no, con todos los peros que queramos poner, lo cierto es que la Iglesia es una institución que se conserva desde hace ya más de 2000 años. Y mira que han pasado cosas, pero ella sigue ahí perenne, impertérrita, hierática, inmune a casi todo lo que pasa a su alrededor.