Buscar
04:40h. Martes, 25 de Julio de 2017

Justicia, un valor en peligro de extinción

Siguió ignorando las cuitas mal sanas de la vida. Siguió comprendiendo los estertores de la condena en una frase resumida: haz el bien, se justo y seguirán riéndose de ti.

Desencanto

Compendio de iluso en epitafio de intento, con regusto amargo del sabor al desencanto. Las melodías de Dick Dale se oscurecieron en la criba de un silencio incomprendido. A veces, los motivos de las buenas causas son ignorados si no hay un interés pecuniario de por medio.

Primera cita

Recordaba su decisión sin trauma, con la frialdad de un hecho consumado. Fue una revolución en el barrio cuando la vieron en televisión, aunque esos minutos de fama le valieron el reproche de las lenguas de doble filo.

Pensamiento nocturno

Ya la noche depositó las inmundicias del día. Calma precisa enfrentada a la evanescente presencia del diurno paso. En su intangible momento, el pensamiento trata de absorber los reproches aprehendidos, vomita las ideas y las ordena en estantes dispuestos para la creación.

Año nuevo y deseo

Procelosa noche que exalta las razones de vida. En la madrugada las historias son nuevas venturas que remarcan la efervescencia de la sangre. Con el aliento del irredento, la función debe continuar.

Ahora

Ahora que los puntos suspensivos se suspenden en el tiempo. Ahora, que se condensan los pensamientos como un muro pesado sobre vigas en los ojos cansados. Ahora que el presente es una fanega de tierras movedizas. Ahora que el pasado yace en un silencio sepulcral. Ahora que el futuro es una apuesta por ver y una utopía por vivir. Ahora que las noticias cotidianas son la reseca sensación de tedio y hastío

Botellón y muerte

Entre la línea difusa de la vida y la muerte los instantes son apreciados o despreciados. Como un rescate de suma corriente y débito constante, la frontera es cara y cruz de realidad.

Las Huertas y don Restituto Diadosa

Restituto Diadosa Palacios

No digo que la vida es un curso de cinismo e hipocresía, que mientras más acelerado entre en la incomprensión de nuestras mentes, menos inercia doliente ejercerá sobre sus quimeras y en este ejercicio de funambulismo, la praxis política se asimila y mimetiza estupendamente con los redaños sociales que asisten y dan valores a nuestra mundana realidad.

La Marcha contra el Cáncer será nuestra victoria

Este verano se hizo largo y más cálido de lo soportable, de un calor pegadizo que te va golpeando, Restañando cada día las fuerzas en fresca fuente. Pero de escasa efectividad como la amenaza del termómetro herido, hirviendo en la angustia de los días.

Cuentos

Necesitaba silencio. Las compostura descompuesta. Necesitaba que los arrapales estuvieran tras el cinto. Necesitaba huir al arrabal de mi lado más íntimo.

26 de junio

Arrebato de libros y la hoguera de las vanidades los consumió. Entre el fuego de bajas pasiones, el paseo de coches del Retiro resiste. Ácido y corrosivo el acoso hacia la cultural vida y el trance del destino se hace carcoma en las entrañas del sistema.

Redes

La vida siempre la empiezas a comprender más tarde. El derroche de los años balancean la excusa de la comprensión. Tras el baqueteo y las tormentas en el bosque vas entendiendo ciertas cosas, aunque no logras aceptarlo.

Civismo y educación

Quiero relatar un suceso acontecido cerca de los instintos cotidianos de mi estampa, cercenando la fiabilidad de los nexos societarios. Con el destino como conocimiento de causa de la mala fortuna de topar con personajes de espíritu y mente débiles.

El quiosco

Kiosquera

Lluvia que rompió a llorar en la tarde de pertinaz sequía de acción. Controló de reojo los minutos abordando el aburrimiento de las horas muertas y la desesperación de un holocausto de silencio. Vibró el nervio y la tensión hacía aguas.

Paseo sentimental por la villa. Parte primera: Chíviri

Como el que con la lisonja de los años va quemando etapas. A veces, necesitamos una revisión para no caer en olvido y alimentar la presencia misma del presente con la revisión del pasado para no perder el norte.

Cotidiano traqueteo

Marabunta subiendo la escalera. Escapando erróneamente de la cotidiana mediocridad. Cada cual carga con su historia y Dios con las de todos. El café se espesa y los pasos cansinos son canciones de ritmo machacón.

Limpieza

Ahora que la noche es campo de reyerta y la aventura juvenil, espacio violentado, con la muerte como premio y la faca sin clase que Lorca no tuvo.

Ausencias imprevistas

Febrero llega arrebatando con fuerza violenta otra vida que se aleja para permanecer en el recuerdo de mi impronta. Es duro asimilar que la naturaleza en cualquier momento nos roba a las personas que apreciamos o queremos.

Invierno en el casino

Ahora, el invierno desperezado agita conciencias y los miedos escapan a bocajarro de las jaulas de lamentos.

Gracias por su voto

La esperanza calzó su pasado y en el presente olvidó sus zapatillas. Cuando acordaban los desacuerdos y la ilusión no era un jarrón de flores marchitas. En mayor medida, las ansias eran fuerza y voz de una independencia mental, acorde con los principios demócratas en los que quiso creer.