Buscar
17:49h. Domingo, 24 de Septiembre de 2017

INTERVIENEN UN CENTENAR DE PERSONAS

Grupo Passio, 32 años escenificando la Pasión

El coro Santa María de Trujillo rindió un emotivo homenaje, en el transcurso de su habitual concierto de Cuaresma, al Grupo Passio que desde hace 32 años viene representando ‘Jesús de Nazaret, muerto y resucitado’. Una concatenación de imágenes estáticas que narran el evangelio de la pasión según San Mateo, y que ponen en escena en Trujillo, y en otros escenarios de la geografía regional, como preámbulo a la celebración religiosa declarada de interés turístico regional.

Las hermanas Julia Expósito y Teresa Gómez directoras del Grupo Passio. Foto: MARIFE BARBANCHO.
Las hermanas Julia Expósito y Teresa Gómez directoras del Grupo Passio. Foto: MARIFE BARBANCHO.

No es la primera vez que esta agrupación musical rinde homenaje a alguna persona o colectivo que trabaja en pos de la música, de la cultura o de las tradiciones, “en una tarea por mantener o transmitir a las generaciones venideras nuestras costumbres y nuestros valores”, tal y como avanzó el portavoz del coro, Ángel Guerra, en su intervención.

Cabe recordar, que hace poco más de un año, la asociación organizó otro homenaje al organista trujillano Francisco Molina, quien a sus 85 años, aún sigue en activo como titular de las dos parroquias de la ciudad, tras medio siglo en su cargo.

Y en este afán de reconocer y aplaudir el trabajo de las agrupaciones y personas que trabajan por la cultura y las artes en Trujillo, el Coro Santa María aprovechó su concierto sacro para rendir un pequeño homenaje al grupo de personas que hace 32 años decidieron poner imágenes a la Semana Santa trujillana.

Al parecer, la idea surgió en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús, donde la Hermana Teresa Gómez comenzó con padres y alumnos del colegio a montar la representación y, posteriormente, se fue abriendo a todo los trujillanos que quisieran participar. Al tiempo, otras personas se fueron sumando al proyecto poniendo servicio del grupo y de manera altruista sus conocimientos de electricidad, pintura, iluminación, escenificación y otras artes

A lo largo de estos años, han conseguido plasmar los momentos más representativos de la Pasión de Jesucristo a través de 10 escenas, que se desarrollan en 28 cuadros estáticos y una duración de una hora y veinte minutos, “que emocionan y conmueven el espíritu y recalan en el más hondo sentimiento religioso de esta celebración”, matizó el portavoz coral.

A juicio, de los miembros de este colectivo, la representación de ‘Jesús de Nazaret, muerto y resucitado’, basada en la Pasión según San Mateo, que escenifica el Grupo Passio, “se ha convertido ya en una tradición y forma parte ineludible de nuestra Semana Santa trujillana. No podríamos entender el comienzo de esta celebración religiosa sin el preámbulo de La Pasión, de esta bella concatenación de imágenes plásticas y bien ambientadas, que nos transportan a momentos llenos de un profundo sentimiento religioso y que hacen que el alma palpite y después recobre la calma”, añadió el conductor del acto.  

Cabe destacar, que en ella intervienen un centenar de personas de todas las edades, muchas de las cuales vienen haciéndolo desde que se puso en marcha la representación y otros, se han ido incorporando a lo largo de los años, “porque es un grupo abierto e intergeneracional”.

HOMENAJE A LOS AUSENTES

Igualmente, en el transcurso del homenaje se vivió un momento intenso y emocionante, al recordar y nombrar a algunas de las personas fallecidas que en su día formaron parte de este grupo, como Manuel Ruiz, Joaquín Espada Jimenez, Adela Delgado, Emilio Civantos, Fermín Anes, Antonio Rodríguez Lebrón, Benigno Lorido, José Bejarano y 'Dieguito', entre otros.

No sólo se trata de un espectáculo de imágenes, luz y sonido, que ciertamente lo es, sino también de una forma muy oportuna de iniciar y prepararse para vivir la Semana Santa, con devoción y fe, una misión que consigue el Grupo Passio”, concluyó diciendo el portavoz.

Tras el acto, entregaron una cerámica corporativa de la agrupación musical y un ramo de flores a las religiosas Hijas de la Virgen de los Dolores, las hermanas Teresa Gómez y Julia Expósito, del Colegio Sagrado Corazón, iniciadoras de la idea y actuales directoras de esta singular e impresionante representación artística religiosa.