Buscar
01:44h. Jueves, 17 de Agosto de 2017

HAN SUSTRAIDO JOYAS POR VALOR DE 120.000 EUROS

Detenidas en Trujillo tres mujeres por robar joyas a personas mayores por el procedimiento del "abrazo cariñoso"

La Guardia Civil de Cáceres ha detenido a tres mujeres en Trujillo como presuntas autoras de más de 70 hechos delictivos, en su mayoría hurtos y robos con violencia por el procedimiento del “abrazo cariñoso”.

Una de las tres mujeres rumanas detenidas ne la operación 'Acarus'. Foto: GUARDIA CIVIL
Una de las tres mujeres rumanas detenidas ne la operación 'Acarus'. Foto: GUARDIA CIVIL

Los agentes estiman que las cantidades sustraídas en estas acciones ascienden a más de 120.000 euros. Las detenidas, tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción de nº. 1 de la ciudad, han quedado en libertad con cargos y medidas cautelares.

Las presuntas autoras, de nacionalidad rumana y con edades comprendidas entre los 20 y 25 años de edad, ya habían sido detenidas con anterioridad en Mérida por hechos similares y se las acusa, además, de pertenencia a una banda criminal organizada especialista en hurtos y robos y sin domicilio conocido.

Tras varios casos de hurtos y robos con violencia por este procedimiento en la provincia, la Guardia Civil ha puesto en marcha la operación 'Acarus', con el fin de localizar y detener a los autores, así como esclarecer los hechos cometidos.

En un comunicado informa que, durante el mes de febrero, se registró un repunte de estos casos en los que destacaba el hurto de joyas por el procedimiento del “abrazo cariñoso”, mediante el cual un grupo se dirigía a las diferentes localidades de la provincia, captando personas de avanzada edad  o disminuidas físicas para solicitarle información sobre algún lugar en concreto.

Una vez obtenida la información, los presuntos autores les daban un abrazo como muestra de agradecimiento, momento que aprovechaban para hacerse con sus joyas o carteras.

Los investigadores no pudieron identificar a los presuntos culpables ya que no contaban con domicilio fijo.

La Guardia Civil localizó en Mérida a dos personas integrantes de esta organización y están estudiando otros hechos que hubieran sido cometidos por toda la geografía nacional.

Durante la investigación se pudo constatar cómo el grupo  utilizaban diferentes para realizar reconocimientos previos en las zonas o localidades donde tenían pensado delinquir, de manera que los posibles testigos no pudieran relacionar estos vehículos.

Los investigadores acusan igualmente a los integrantes de la organización criminal de un delito de blanqueo de capitales ya que se ha podido confirmar que las joyas sustraídas eran vendidas por la organización en varios establecimientos situados por toda la geografía nacional, realizando pequeños ingresos con el objeto de no levantar sospechas, a través de operadoras financieras internacionales en cuentas rumanas.