Buscar
02:13h. Martes, 25 de Julio de 2017

SALDA SU CARGO POLÍTICO CON CASI 20.000 EUROS

El subsidio ‘en diferido’ del exsenador Casero

Alberto Casero cobrará un finiquito de 19.600,80 euros por haber ejercido el cargo de senador durante la pasada legislatura, que es la suma del “subsidio” que se cobraría por estar en situación de desempleado más una indemnización por el cese de su cargo en la Cámara Alta.

El exsenador y alcalde Alberto Casero  está sopesando su futuro laboral.
El exsenador y alcalde Alberto Casero está sopesando su futuro laboral.

Según publica el Diario Hoy en su edición regional -y no en las noticias de Trujillo, claro está-, el ex senador y alcalde de Trujillo, Alberto Casero, cobrará por un concepto parecido a la actual prestación por desempleo, aunque no lo sea, la cantidad 11.255, 64 euros, a razón de 2.815,91 euros mensuales hasta el mes de abril, en tanto el alcalde no encuentre un “trabajo remunerado”.

Y según ha declarado al mismo diario, no piensa liberarse con cargo a las arcas municipales y, en la actualidad, está buscando trabajo. Es decir, que los trujillanos, de momento, no tendrán que cargar con un sueldo más que vendría a sumarse a la ya gravosa lista de concejales liberados que mantiene el erario público trujillano.  

Pero poco dura la alegría en la casa del pobre, dice el refranero popular, y es más que probable que el alcalde comience a cobrar su retribución a partir del mes de mayo, una vez agotado el periodo de dicha prestación. Al parecer, está sopesando su futuro laboral, aunque previsiblemente no le debe urgir demasiado por las dádivas tan generosas que ingresa en su cuenta por el cargo ejercido, a lo que se suman otros 8.345,16 euros ya cobrados en concepto de indemnización por el periodo de “transición” transcurrido desde su cese hasta la celebración de los nuevos comicios.

Pero lo que más alivia en todo este asunto, es que estas cantidades son incompatibles con otros ingresos procedentes del sector público o privado, salvo los procedentes, por ejemplo, de la partida de gastos que percibe el grupo político a nivel local -de fácil y tibia justificación-, y que en el caso del Partido Popular recordemos que son 4.000 euros mensuales.

Alberto Casero también se quejaba en esta información difundida por el Diario Hoy que la gente no “entiende” el porqué del dinero que recibe un político, aunque éste sea legal. Y es que realmente resulta difícil explicar a un parado cómo un político, por el mero hecho de cesar en un cargo público remunerado con 5.000 euros mensuales durante 4 años, hay que indemnizarle, además, con casi 20.000 euros en concepto de finiquito.