Buscar
21:10h. Viernes, 23 de Junio de 2017

CONSIDERAN BOCHORNOSA LA ACTUACIÓN DEL CONCEJAL DE OBRAS

El PSOE exige responsabilidades por la situación de la zona del Molinillo

Las numerosas quejas de los vecinos de la calle Francisco de Orellana por las continuas roturas que sufren desde hace unos meses ha hecho que el Partido Socialista denuncie la ”vergonzosa e inadmisible” situación que están padeciendo estos vecinos como consecuencia de lo que consideran una mala gestión del equipo de gobierno local.

Ha tenido que levantarse la calle Francisco Pizarro hasta en 8 puntos.
Ha tenido que levantarse la calle Francisco Pizarro hasta en 8 puntos.

Y es que los socialistas creen que la obra realizada en esta calle del Barrio del Molinillo por una empresa de fuera de la ciudad, pone de manifiesto, como ya denunciaran en el pasado mes de mayo, que esta intervención del PP "a la desesperada después de casi un año de espera, sólo ha servido para que la misma calle se tengan que volver a levantar meses después por su mala ejecución", aseguran en un comunicado.

Para el PSOE de Trujillo, "la desesperación del PP ante una falta de planificación y de un proyecto de ciudad, ha provocado que, literalmente, el dinero de los ciudadanos se tire a la basura, ya que la rápida ejecución de las obras ha resultado una auténtica chapuza pues de han llegado a contarse hasta 8 apertura de la calle por roturas”.

"No todo vale y aunque este equipo de gobierno nos tiene acostumbrados a este tipo de gestiones, vamos a seguir denunciando la situación bochornosa que tienen que soportar los vecinos, que padecen, día sí y día también, cómo meses después de asfaltarse a la desesperada, haya que levantar de nuevo esas calles y volver a asfaltarlas ante las continuas roturas de tuberías y acometidas".

Al respecto, el PSOE insta al concejal responsable de Obras que explique a los vecinos "qué control ejerció en los arreglos que se realizaron".

Además, los socialistas recuerdan que esta situación no es la primera vez que se produce, pues hace a penas dos años, ya el equipo de gobierno realizó varias 'chapuzas' en la calle Palmera de Huertas de Ánimas o en el Cordel Santa Catalina, por ejemplo.

A su juicio, la situación en el Barrio Molinillo donde se ha tenido que levantar el asfalto en varios puntos y los vecinos han sufrido problemas de cortes de agua. “Es una verdadera muestra de la dejadez que se observa en el Ayuntamiento y en nuestro municipio con el Partido Popular al mando, llevando a nuestra ciudad a un punto de abandono, como así se pone en conocimiento del equipo de gobierno pleno tras pleno”.

Este deterioro es palpable para los socialistas en las calles Olivo, Valfermoso, Colegio, Pilar Viejo, Ronda de la Piedad, entre una larga lista de calles en pésimo estado.

El control en la ejecución de obras de gran envergadura, además de ser adjudicadas a empresas foráneas, parece ser que "a nuestros gobernantes les viene grande y son incapaces de supervisarlas adecuadamente" por lo que los problemas sólo se camuflan.

Por todo ello, desde el PSOE de Trujillo exigimos al alcalde, Alberto Casero, tome medidas oportunas y asuma las responsabilidades que sus concejales no hacen y se replantee la liberación y el sueldo de 984,75 euros del concejal del área de Obras y Servicios Municipales.