Buscar
17:43h. Jueves, 17 de Enero de 2019

LOS SOCIALISTAS TAMBIÉN VOTARON A FAVOR DE LA SUBIDA

Los partidos en el ayuntamiento se suben su asignación un 400 por cien

Han aprobado un incremento de 15.350 euros la asignación anual que perciben de las arcas municipales. Así, cobrarán 84.000 euros al año a razón de 4.000 euros mensuales para gastos del Partido Popular, 2.000 euros el Partido Socialista y 1.000 euros Izquierda Unida y ha salido adelante con el beneplácito y la anuencia de los portavoces, salvo Paredes que se abstuvo.

Las asignaciones fueron aprobadas en el pleno ordinario del mes de agosto. FOTO: J.B.B.
Las asignaciones fueron aprobadas en el pleno ordinario del mes de agosto. FOTO: J.B.B.

Ya lo habían aprobado en el primer pleno que celebró la corporación tras la investidura y era necesario modificar la partida del presupuesto debido al incremento de la misma en un 400%. Para ello, populares y socialistas no dudaron en justificar este dinero, que consideran del todo punto necesario para que los partidos puedan funcionar.

Julio Bravo llegó a afirmar, incluso, que el “Ayuntamiento de Trujillo está mal retribuido” y que comparado con otras localidades del entorno, “aquí se cobra menos”, pero obvió referirse a las poblaciones en las que no se cobra.

Lo que no explicó el portavoz de los populares es que, en el caso de su partido, al que se le han asignado 4.000 euros mensuales en concepto de “argent de poche” para gastos varios, además tiene tres concejales liberados totales, dos de los cuales cobran 14 pagas de 1.213 euros netos cada una, y el propio Bravo que cobra 1.980 euros netos mensuales, asi como el concejal de obras, liberado parcialmente, que cobra 985 euros netos mensuales.

A estos sueldos de políticos del PP, se suma el de la secretaria particular del alcalde que cobra mensualmente 1.220 euros, también con 14 pagas.

La suma de todos estos sueldos llevan a una partida anual de 120.000 euros destinado a sueldos del Partido Popular.

De otro lado, cobran 72 euros brutos por pleno y 80 euros por boda civil, pero no cobran por asistencia a la junta de gobierno y comisiones informativas. A eso debería referirse Bravo cuando aseguró que “la política local implica un durisimo esfuerzo” y que Trujillo era uno de los municipios peor retribuidos del entorno. O Casero al afirmar en el mismo sentido, que la de Trujillo es una “Corporación austera”.

INCOHERENCIA SOCIALISTA

Pero más llamó la atención el voto a favor del grupo socialista al incremento de las asignaciones a los grupos políticos argumentando que “aunque pueda parecer mucho dinero, también los gastos de hacer política son muchos”.

En esos términos se despachó Acero en el pleno para aprobar la partida, acostumbrado a votar en contra de inversiones y otros “gastos superfluos” porque según él, todas ese dinero habría que dedicarlas a “las familias que pasan hambre en Trujillo y son muchas”, su coletilla más utilizada.

En esta ocasión, al portavoz de los socialistas le pareció bien que se dediquen 84.000 euros anuales a pagar los gastos de los concejales por hacer política en el ayuntamiento sin acordarse de los que pasan hambre en Trujillo.

Muchas veces nos cuesta dinero de nuestro propio bolsillo ser concejal del ayuntamiento”, concluyó Acero.