Buscar
16:55h. Jueves, 17 de octubre de 2019

EL EDIFICIO NUNCA LLEGÓ A FUNCIONAR Y LLEVA CINCO AÑOS CERRADO

El mercado de abastos de la Plaza del Molinillo tendrá uso finalmente

El Ayuntamiento de Trujillo y Liberbank han firmado un convenio por el que la entidad financiera subvencionará con 300.000 euros la modificación integral de las instalaciones del mercado de abastos, que no llegó a estrenarse y que acogerá el centro de formación iGastrolab.

Casi cinco años lleva el edificio cerrado a 'cal y canto' por no contar con los requisitos necesarios para obtener los permisos sanitarios pertinentes y funcionar como mercado de abastos.

Es ahora cuando, la corporación municipal ha decidido atribuirle una función 'innovadora y pionera en Extremadura', esto es, un centro de formación hostelera que se llamará iGastrolab, y que pretende ser una segunda fase del semillero de empresas iNovo.

Aunque la idea aún está difusa, parece que las instalaciones contarán con aulas de formación, con aulas de prácticas, todas ellas ubicadas en la planta superior, pues la planta baja estará dedicada a almacenaje.

No obstante, el proyecto tenía más de premura por ser presentado en este periodo electoral que datos de un proyecto completamente determinado, hasta el punto de que el alcalde no ha podido responder con detalle a las cuestiones técnicas.

Lo que sí se sabe es que la inversión será de 300.000 euros, que son procedentes de los cuatro millones de euros que la entidad firmó con el Gobierno de Extremadura para proyectos sociales y empresariales.

El mercado de abastos, que nunca llegó a estrenarse, ha sido uno de los caballos de batalla de esta legislatura y una de las 'herencias socialistas' que el gobierno popular más ha espoleado durante su mandato.