Buscar
19:47h. Lunes, 25 de Marzo de 2019

LA PRUEBA SE HA CELEBRADO EN LA VILLA DEL CAMPO DE MADRID

El trujillano Ignacio Bravo, subcampeón de la Copa del Rey

El joven jinete trujillano ha conseguido alzarse con el segundo puesto de esta prestigiosa prueba de Doma Clásica, que es la última de la temporada, tras el Campeonato de España, donde se quedó en puertas de entrar en la lista de clasificados. Con este trofeo, revalida la calidad de un binomio con su caballo Oldemburgo “Sir Anthony” que apunta muy alto.

Ignacio Bravo, en el centro, posa con otros premiados de la Copa del Rey 2015.
Ignacio Bravo, en el centro, posa con otros premiados de la Copa del Rey 2015.

La mayoría de su entorno pensaron que Ignacio Bravo había finiquitado su temporada tras sufrir una luxación de rodilla que le ha tenido alejado de las pistas varios meses. Pero lejos de cualquier pronóstico, obtuvo las mejores puntuaciones en el campeonato “El Asturcón” de Oviedo y con ello su clasificación para el Campeonato Nacional celebrado el pasado mes de septiembre, donde quedó en puertas de la gran final.

También en Segovia, ya el seleccionador nacional auguró al jinete unos buenos resultados en la Copa de S.M. el Rey, como así ha sido. Bravo ha obtenido la segunda mejor puntuación en la categoría Juvenil 0*, a cpoa distancia del campeón, con actuaciones impecables en las reprises celebradas en la Villa del Campo de Madrid.

El jinete ya apuntaba “buenas sensaciones” en los entrenamientos previos a la Copa del Rey y se han cumplido sus expectativas. Ignacio Bravo decía sentirse muy contento y satisfecho por los resultados.

A principios de esta temporada, ni siquiera estaba en mi pensamiento participar pero hemos tenido esta oportunidad y no la hemos querido desaprovechar. Hemos conseguido notas hasta de un 69'6% en ambas pruebas con jueces internacionales. Estoy muy contento y muy agradecido a mi caballo, 'Sir Anthony', pues sin él nada de esto hubiera sido posible”, ha declarado Bravo en las redes sociales.

También ha tenido palabras para sus entrenadores Eva Corbalán Fernández y Carlos Nieto, del Club 'Barrroco Dressage' de Badajoz, “por creer en mí y en Sir para que este sueño se pudiera realizar”, y también para los integrantes de su equipo, de los que ha dicho que son “grandes y no me cansaré de decirlo”.